Una funcionalidad muy útil cuando tenemos un servidor en casa es saber qué dirección IP tiene nuestro router, para poder acceder a nuestro servidor haciendo uso de NAT. El problema es que las direcciones IP no suelen ser fijas, y los proveedores de internet las van cambiando cada cierto tiempo. Para solventar este pequeño inconveniente