Una de las cosas que menos me ha gustado de openHAB es que la primera vez que te encuentras con él y quieres probarlo tienes la sensación de no saber dónde tienes que tocar para que todo funcione como tu quieres. Incluso para hacer unas pequeñas modificaciones para trastearlo se te hace todo cuesta arriba,